Cruz Roja recomienda a los madrileños no descuidar la salud en vacaciones

13 julio, 2007

Adecuar la ropa a la climatología del lugar de vacaciones, respetar las normas de seguridad, o no interrumpir tratamientos crónicos, son algunas de las recomendaciones de Cruz Roja Madrid para todos aquellos que se vayan a desplazar durante la segunda quincena de julio


Los periodos vacacionales son fechas en las que bajamos la guardia y cometemos más imprudencias. Por ello, Cruz Roja en la Comunidad de Madrid quiere hacer unas recomendaciones saludables a todas aquellas personas que se vayan a desplazar durante la segunda quincena de julio, para poder disfrutar plenamente de los días de ocio y descanso.

Una de las principales cosas a tener en cuenta es no interrumpir ningún tratamiento crónico durante los días del viaje, por lo que la medicación debe ser uno de los elementos fundamentales de nuestro equipaje. Además, si se ha decido viajar hasta países tropicales, hay que tener la precaución de consultar a un especialista de medicina preventiva o salud exterior para que indique las medidas de prevención a tomar en cada caso.

Otro aspecto fundamental es adecuar la ropa y el calzado a la climatología del lugar de vacaciones, sobre todo si nos dirigimos hacia lugares fríos y bajas temperaturas. Para quienes optan por el sol y la playa es necesario recordar que los baños de sol sin protección son dañinos para la salud. Además, hay que hacer caso a las recomendaciones de los expertos, y nunca bañarse en lugares en los que esté prohibido, no practicar deportes de riesgo sin las medidas de seguridad oportunas, indicadas por un monitor.

Por último, las estadísticas muestran que los desplazamientos cortos pueden ser más peligrosos que los viajes largos. Para evitarlo, lo mejor es respetar las normas de seguridad, realizar paradas de descanso y no abusar de las comidas ni de las bebidas alcohólicas durante los viajes.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario