UGT defiende a los profesionales médicos del Hospital de Leganés a pesar de la sentencia que denuncia “mala praxis”.

27 junio, 2007

En una nota difundida por la Sección de Madrid del sindicato UGT, afirma que “el auto de sobreseimiento del Juzgado de Instrucción nº 7 de Leganés pone en evidencia las actuaciones del exconsejero de Sanidad Manuel Lamela por medio de las cuales alarmó a la población con la posibilidad de haberse cometido 400 homicidios en el servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa y cuyo empeño por judicializar la práctica clínica de la sedación ha fracasado. Este auto se suma al de Juzgado de Instrucción nº3 y al de la propia Audiencia Provincial de Madrid”.


El sindicato considera que “han sido 27 meses de acoso a los trabajadores del hospital que defendían precisamente lo que ahora recoge el auto de sobreseimiento, que eran inocentes, que en su hospital no se habían producido homicidios”.

La nota finaliza felicitando “a los trabajadores del hospital por este auto e insta a la Presidenta de la Comunidad a que rectifique en sus planteamientos y pida disculpas a los trabajadores de la sanidad pública en especial a los trabajadores del Hospital Severo Ochoa y a los vecinos de Leganés. Consideramos que la depuración de las responsabilidades no se puede limitar al cambio de Consejería de Manuel Lamela. Solicitamos al nuevo Consejero de Sanidad a que normalice la situación en el Hospital Severo Ochoa, acabe con el acoso a los trabajadores y devuelva el prestigio del hospital”.

En ningún momento se menciona la catalogación de “mala práctica médica” que aparece recogida en la sentencia.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario