A las 24 horas de abandonar Lamela la Consejería de Sanidad, se hace público que el Juzgado ha sobreseido el caso del hospital Severo Ochoa.

23 junio, 2007

El conocido ‘caso Severo Ochoa’, las sedaciones irregulares en el hospital de Leganés (Madrid), ha quedado sobreseído. El Juzgado de Instrucción número 7 de esta localidad madrileña no ha encontrado ninguna conexión entre la ‘mala praxis’ que se pudo dar en el centro hospitalario y las muertes que se produjeron en su servicio de urgencias.


En concreto, el tribunal señala en un auto hecho público hoy, que cierra el caso “al no resultar debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa”, es decir, la muerte de varios pacientes terminales en el servicio de urgencias.

El asunto saltó a los medios el 11 de marzo de 2005 tras
hacer pública la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, dirigida por el ‘popular’ Manuel Lamela’, la denuncia anónima que realizó la familia de un fallecido. En esta denuncia se incluían datos detallados de varias historias clínicas, que denunciaban hasta 400 sedaciones excesivas con resultado de muerte.

En ese momento, el consejero de Esperanza Aguirre -que ha cambiado de cartera en la recién estrenada legislatura- decidió apartar de su cargo al jefe de Urgencias, Luis Montes, un prestigioso anestesista, así como al director médico y al gerente del hospital.

Fuente: Cadena ser

Las acusaciones contra los profesionales del Severo Ochoa eran infundadas.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario