Cuatro millones de muertos al año por enfermedades vinculadas con el agua.

5 junio, 2007

Cada 15 segundos muere un niño de alguna enfermedad causada por la falta de acceso al agua potable, el saneamiento inadecuado o la higiene precaria.


Cruz Roja Española presenta su campaña medioambiental ‘Moviéndonos por el Agua’, en el Foro Internacional sobre la Sequía, que se celebrará en Sevilla entre el 17 y el 20 del próximo mes de junio.

Cada 15 segundos muere un niño de alguna enfermedad causada por la falta de acceso al agua potable, el saneamiento inadecuado o la higiene precaria. En total, casi 4 millones de personas mueren cada año de enfermedades cuyo vector es el agua y en el mundo entero son más de 1.000 millones las que carecen de abastecimiento de agua básico.

Esta situación es especialmente acuciante en el continente africano, donde el 30 por ciento de los sistemas de suministro de agua en zonas rurales no funciona. En Asia y en América Latina y en el Caribe es el caso del 17 y el 4 por ciento, respectivamente. Por estas razones, 1.500 millones de personas sufren de infecciones parasitarias debido a la excreta humana y los desechos sólidos que hay en el medio ambiente.

En términos económicos, las enfermedades relacionadas con la falta de higiene les cuestan a los países en desarrollo 5.000 millones de días de trabajo por año y su impacto sanitario también es exagerado ya que la mitad del número de camas de los hospitales del mundo en desarrollo está ocupada por víctimas del consumo de agua contaminada y deficiencias de saneamiento.

Para hacer frente a esta situación de ‘crisis medioambiental’, y en virtud de su compromiso con los colectivos más vulnerables, Cruz Roja Española lleva a cabo numerosas medidas internas dirigidas a la racionalización y compromiso en el consumo y en el reciclaje, así como con la reducción de emisiones a través de la puesta en marcha del ‘Manual de Buenas Prácticas Medioambientales’.

Otra línea de trabajo de Cruz Roja en este sentido está dirigida a la información y la sensibilización de los niños y niñas en el ámbito escolar y a la población en general a través de campañas sobre prácticas de consumo responsable, generación de residuos, emisiones de CO2 y buen uso del agua. En este sentido, cabe citar las campañas ‘Consumo Cuidado’, ‘Separar para Reciclar’, ‘Cero CO2’, ‘Acercándonos por el Agua. Ahorrando agua, derrochamos solidaridad’, etc.

En este compromiso, Cruz Roja elabora además consejos preventivos sobre higiene y salud para hacer frente a las consecuencias del cambio climático entre las personas más vulnerables, como consejos ante las Olas de Calor y las Olas de Frío, consejos ante las exposiciones al sol y el cuidado de las costas, a través de la campaña ‘Prevenir es Vivir. Este verano, quiérete mucho’.

El apoyo a proyectos de reforestación, recuperación de ríos y conservación de espacios naturales son también algunas de las intervenciones que realizamos dentro del proyecto de ‘Voluntariado ambiental’ de Cruz Roja Española.

En el ámbito de las emergencias, la Institución Humanitaria cuenta con dispositivos especiales para apoyar a la población ante situaciones límite provocadas por desastres naturales en cualquier parte del mundo, donde Cruz Roja despliega Unidades Especiales de Emergencia (ERUS, en el ámbito internacional, y ERIES, en el plano nacional).

Fuera de nuestras fronteras, Cruz Roja realiza también proyectos de desarrollo comunitario en las áreas de agua y saneamiento y conservación del entorno en los países con mayor vulnerabilidad y menores recursos, especialmente en el continente africano.

Por último, la Institución elabora y publica informes y estudios de campo en diferentes partes del mundo para lo que, desde el año 2002, Cruz Roja dispone de un ‘Centro para el Cambio Climático’, con sede en La Haya (Holanda).

Todas estas líneas de trabajo responden al compromiso de Cruz Roja con los colectivos más vulnerables y a la inquietud de la Institución ante hechos empíricos como el aumento en número e intensidad del número de desastres naturales; el riesgo de expansión de las denominadas hasta ahora ‘enfermedades tropicales’, como son la tuberculosis, el dengue y la malaria; el aumento de las patologías asociadas a las temperaturas extremas y a los cambios en los ciclos estaciónales, y que la sequía y la falta de acceso al agua provocan grandes desplazamientos de población, empobrecimiento y muerte.

Esta respuesta de Cruz Roja Española ante los efectos del cambio climático y la falta de agua potable en el mundo se plasmará y hará pública durante la celebración del Foro Internacional sobre la Sequía, que tendrá lugar en Sevilla entre los días 17 y 20 de junio. El propósito de este encuentro es el de aunar esfuerzos a todos los niveles para encontrar formas efectivas de lucha contra la sequía. Dicho foro acogerá además la presentación del Informe La Sequía en España. El Foro buscará además una concienciación directa de la opinión pública: la conservación del agua es responsabilidad de todos los ciudadanos por igual.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario