Una treintena de entidades sociales pide una reunión a Aguirre para buscar una solución al conflicto

27 febrero, 2006

Las treinta y cinco entidades ciudadanas que conforman el Consejo Sectorial de Salud de Leganés anunciaron hoy que pedirán una entrevista a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para plantearle soluciones a la “crisis” que afronta el hospital Severo Ochoa desde que hace ya casi un año la Consejería de Sanidad iniciara una investigación para verificar presuntas sedaciones irregulares de pacientes que habían sido denunciadas de forma anónima.


Los representantes ciudadanos aseguraron hoy que pedirán a Aguirre un “incremento de camas, más transporte de emergencia y la contratación de especialistas en otorrinolaringología, oftalmología, cardiología y digestivo” para el departamento de Urgencias. Asimismo, plantean reforzar los servicios sanitarios del hospital con una unidad de cuidados paliativos.

Según un portavoz de esta agrupación, Juan Antonio Sánchez, los colectivos trasladarán a la presidenta regional su preocupación por la gestión del consejero de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, ante el contencioso en el hospital leganense. “Desde hace un año -agregó- está denigrando el hospital y reprimiendo a los trabajadores”.

“BUENA PRACTICA”

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid manifestó ayer su “satisfacción” porque la justicia “corrobora” la postura de que las sedaciones en el Hospital de Leganés “se realizaron de acuerdo con las normas de una buena práctica clínica”. Pese a su satisfacción, denunciaron las actuaciones de la Consejería de Sanidad y Consumo, que “está más preocupada en hacer política partidista de tinte fundamentalista y privatizador que en atender las necesidades de salud de la población”, y exigieron el cese del consejero Lamela.

SINDICATOS

Esta mañana comparecieron también los sindicatos de UGT y CCOO, que criticaron al consejero de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela por su gestión al frente de la crisis en el hospital Severo Ochoa, de Leganés.

El secretario regional de CCOO, Javier López, dijo del consejero que “sólo le queda la vía de la represión” en el hospital leganense, en clara alusión a los despidos, traslados y presiones que denuncian los trabajadores del centro hospitalario por manifestarse ante la actitud de la consejería de Sanidad cuando surgieron denuncias anónimas que alertaban sobre presunta mala praxis en la sedación de pacientes terminales.

En este sentido, también tuvo palabras duras el secretario regional de UGT, José Ricardo Martínez, quien aseguró que Lamela “es un colocado por ser amigo de Aznar”.

Los secretarios regionales de CCOO y UGT, Javier López y José Ricardo Martínez, respectivamente, convocaron el pasado viernes en Leganés una asamblea de delegados para transmitir el apoyo de los sindicatos a la manifestación que el próximo día 3 recorrerá las calles del municipio bajo el lema “En defensa del hospital“.

EL 3 DE MARZO, MANIFESTACIÓN

Las entidades se reunieron hoy para respaldar la manifestación que el próximo 3 de marzo se celebrará en Leganés en apoyo al centro hospitalario, cuando se cumple un año de la crisis generada a raíz de denuncias anónimas sobre presuntas sedaciones irregulares en pacientes terminales.

En un comunicado público, el Consejo Sectorial de Salud aseguró que a Esperanza Aguirre “le interesa más la sanidad privada” y cuestionó que, desde hace un año, permita el “acoso constante a la labor de los profesionales del Severo Ochoa y al pueblo de Leganés”.

Entretanto, el Partido Socialista e Izquierda Unida -socios en el Gobierno local de Leganés- anunciaron hoy su presencia en la manifestación. En este sentido, el PSOE dijo que son “ya escandalosamente numerosos” los empleados del hospital afectados por las presuntas medidas de la Consejería, entre ellas, las destituciones.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario