La Asociación de Trasplantados de Corazón Virgen de la Paloma animan a la ciudadanía a ser donantes de órganos

28 enero, 2006

La Asociación de Trasplantados de Corazón Virgen de la Paloma es de ámbito regional, aunque cuenta con una delegación en nuestra ciudad. Su objetivo es animar a las personas a ser donantes de órganos, ya que ellos mismos han podido comprobar cómo gracias a la donación sus vidas han podido salvarse.


Un grupo de voluntarios con experiencia en el campo de la discapacidad (psicólogos, maestros, integradores sociales…) han decidido unirse para crear este proyecto,
después de comprobar que este colectivo no tiene muchas posibilidades de participar en actividades de ocio que no sean salir con sus familiares, ver la tele o escuchar música. Por otra parte, su círculo de relaciones es bastante reducido y carecen de iniciativa a la hora de
elegir qué hacer en sus ratos libres y necesitan que les motiven.

Con motivo del 38 aniversario del primer transplante de corazón realizado en España por el doctor Barnard, la asociación instaló una mesa informativa en el hospital Severo Ochoa para dar a conocer sus actividades y captar posibles donantes, además de aconsejar, a través de su experiencia, a las personas que se encuentren esperando
algún órgano en la actualidad o a sus familiares.

La asociación está formada por 50 personas, aunque más de un centenar colaboran con ellos, según explica el vicepresidente, Antonio Chico, que también es el delegado en Leganés. Todos los socios son trasplantados de corazón y acuden a las ferias de salud y a cualquier foro donde puedan hacer oír su voz para solicitar donantes, demostrando cómo es actualmente su calidad de vida gracias al corazón que otras personas les han cedido tras el fallecimiento de algún familiar.

Buena receptividad

Antonio Chico afirma que las personas a las que se dirigen suelen ser bastante receptivas a la hora de hacerse donantes y, además, afirma que “en el momento de la donación, también los familiares se muestran dispuestos a ceder los órganos”.

En las mesas informativas, si alguien está interesado en hacerse donante, puede rellenar un formulario y se le envía la tarjeta de donante que no supone ningún contrato sino la disposición de esa persona a donar sus órganos cuando fallezca. No obstante, según la legislación española, este acto no tiene validez ya que son los
familiares los que en última instancia deciden la donación.

Aunque los miembros de esta asociación, que van de los 19 a
los 70 años, han experimentado un trasplante de corazón, solicitan la donación de cualquier órgano y creen que a mucha gente le interesa dejar su testimonio para que se conozca su voluntad de donar.

Proceso complejo

Conseguir que un órgano pueda ser trasplantado con éxito no es una tarea fácil. En primer lugar, según comenta Antonio Chico, el fallecimiento tiene que producirse en un centro hospitalario aunque actualmente se está barajando la posibilidad de que las UVIs móviles puedan trasladarse a otros lugares y aprovechar órganos que ahora no se pueden utilizar. Además, el hecho de que los trasplantes se lleven a cabo sólo a través de la Seguridad Social es
“una garantía” en opinión de los afectados.

Aunque son momentos duros para los familiares, lo cierto es que en nuestro país existe una importante concienciación y la respuesta a la donación casi siempre es positiva. Una vez que se cuenta con los órganos, se comprueba la idoneidad y se avisa al posible receptor, que se encuentra en una lista de espera, bien por tiempo o bien por la urgencia que requiera la intervención.

Normalmente la evolución de los trasplantados es bastante buena. En el caso de Antonio Chico, que lleva seis años con un corazón que perteneció a otra persona, su salud es estupenda, a pesar del tratamiento que debe seguir y sus posibles efectos secundarios.

Tanto él como el resto de los socios consideran que tienen una “deuda con la sociedad y especialmente con los familiares de los donantes”. La labor de divulgación que llevan a cabo es para ellos “una forma de mostrar agradecimiento y de devolver de algún modo la ayuda que nos han dado, que supone nada más y nada menos que una nueva vida”.

MÁS INFORMACIÓN

Asociación de Trasplantados de Corazón de Madrid Virgen de la Paloma. Antonio Chico Tfn. 91 688 10 07 y 620 06 76 07.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario