Los trabajadores se movilizarán una vez a la semana y planean una manifestación al año de la crisis

27 Enero, 2006 0 comments

Los trabajadores del hospital Severo Ochoa de Leganés acordaron el pasado martes 24 retomar las movilizaciones en el centro hospitalario una vez a la semana, así como convocar una gran manifestación coincidiendo, el próximo marzo, con el primer aniversario de la crisis generada a raíz de varias denuncias anónimas que alertaban de posible mala praxis en la sedación de pacientes terminales.


Un centenar de trabajadores se reunieron en el vestíbulo del hospital en una asamblea en la que se acordó concentrarse a las puertas del hospital todos los miércoles hasta que haya una resolución judicial sobre las 73 historias médicas que el juzgado de Instrucción número 7 de Leganés remitió al Colegio de Médicos de Madrid. Precisamente, este organismo deberá estudiar los casos y remitir, antes del 15 de marzo, un informe pericial al juzgado.

Según informó la presidenta de la Junta de Personal, Isabel Serrano, la idea es convocar además “una gran manifestación” para el mes de marzo que recorra el municipio, al año de iniciarse el contencioso en el centro leganense.

“Haremos un llamamiento a los partidos políticos, a los sindicatos y al Ayuntamiento para que respalden esta manifestación”, esgrimió Serrano, quien aseveró que aún está pendiente de decidir el recorrido y la fecha exacta.

Por otra parte, el hospital público Severo Ochoa cuenta ya con una sala de radiología digital que permitirá la exploración de 160 pacientes diarios. Esta sala está dotada de un equipo de la marca Philips, modelo Optimus 65, en el que se han invertido 550.000 euros. La sala radiológica digital presta servicio tanto a pacientes de urgencia como a aquellas personas ingresadas que precisen exploraciones de radiología convencional: tórax, óseo, abdomen, etc.

La principal ventaja del sistema digital radica en que permite reducir de forma significativa la dosis de radiación que reciben los pacientes en los estudios radiológicos. El equipo, además, está dotado de suspensión de techo, que permite la realización de cualquier estudio radiográfico, con independencia del tamaño del paciente; dos detectores planos digitales de formato 43 x 43 cm., 9.000.000 de píxeles y giro horizontal y transversal.
La información digital del estudio es enviada directamente a la consola de diagnóstico del facultativo por lo que se facilitan los informes radiológicos y su ulterior almacenamiento.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario