Expertos analizan la escultura pública en el CAC Málaga

20 enero, 2006

El crítico de arte José Marín Medina sostiene que las ciudades pueden convertirse en museos.


Son más que esculturas que salpican las calles de las ciudades o, al menos, pueden ser más que eso, pueden convertir las ciudades en verdaderos museos que tendrían que ser gestionados como tal“. Eso es lo que mantiene el crítico de arte José Marín-Medina, que esta semana dirige en el CAC Málaga el seminario Encuentro con la escultura pública, que comenzó ayer.

El arte público es bastante más complejo que el arte en general porque la escultura pública responde a cuestiones de tipo político y social y nace para justificar determinados personajes o situaciones, pero es la sociedad la que acepta o no; tampoco todos los lugares necesitan de esculturas“, explicó ayer Marín-Medina. Para el crítico de arte, sin embargo, esta complejidad se ve compensada por el interés que tiene para todo artista el tener una obra en la calle, y también “porque muchas ciudades han mejorado con este tipo de intervenciones como ha ocurrido en todo el País Vasco o en Barcelona“, dijo.

Sobre Barcelona y también de Madrid y Málaga se hablará a lo largo de estos días, así como de Leganés, “una ciudad que a diez kilómetros de Madrid ha visto cómo en los últimos 20 años han proliferado las esculturas en sus calles“. Tanto, que con apenas 200.000 habitantes, cuenta con 180 esculturas de las que 50 -de firmas primeras- han sido cedidas por el Museo Reina Sofía. Sobre este caso concreto hablará el jueves Martín-Medina, contrario a que las esculturas permanezcan siempre en el mismo lugar. El caso de Madrid lo expuso ayer la historiadora María del Socorro Salvador y sobre Barcelona hablará hoy el escritor Lluís Permanyer.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario