Acto por los derechos humanos en el Sáhara Occidental en Leganés

28 noviembre, 2005

Intervienen: Auicha Chafia, Víctima de la Represión Marroquí; Delegado del Frente Polisario en la Comunidad de Madrid; Mauricio Valiente, Coordinador Jurídico de CEAR (Comité Español de Ayuda al Refugiado).

CONVOCAN:

 Plataforma de Mujeres 2000

 Asociación Leganés con el Pueblo Saharaui

 Partido Comunista de Madrid.

LUGAR:

 Centro Dejóvenes. Avenida de Fuenlabrada, 77. Leganés

FECHA:

 30 DE NOVIEMBRE DE 2005 A LAS 19:00 HORAS

POR DIGNIDAD

En junio de 2003, la joven saharaui Auicha Chafia fue a la cárcel marroquí de Ait Mellul, cerca de la ciudad de Agadir, a visitar a su marido Ali Salem Tamek, destacado sindicalista, miembro activo del Frente Polisario y defensor de los derechos humanos, condenado a dos años de prisión por su insobornable compromiso con el legítimo derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Cuando abandonaba el penal, como siempre acompañada por su hija de tres años llamada Tharoua («Revolución» en hasanía, el dialecto saharaui), fue secuestrada y llevada a una casa en la que cinco hombres de la Dirección General de Vigilancia del Territorio (policía política marroquí) primero la intentaron obligar a delatar a compañeros de lucha de su marido y después la torturaron y la violaron brutalmente. Todo ello en presencia de la pequeña Tharoua.

En junio de este año, Auicha Chafia por fin se ha sobrepuesto al comprensible miedo y ha decidido denunciar públicamente el terrible crimen del que fue víctima. Ella se encuentra en la actualidad en nuestro país y, con la ayuda de un grupo de abogados españoles, ha emprendido una terca batalla legal para lograr que los hombres que la violaron y la torturaron sean procesados judicialmente por ello, por supuesto ante un tribunal europeo, porque la justicia marroquí -si es que merece tal nombre- carece de cualquier atisbo de independencia.

Ali Salem Tamek, marido de Auicha Chafia, ha sido encarcelado cinco veces, ha sido deportado en dos ocasiones y ha protagonizado numerosas huelgas de hambre con el fin de exigir justicia para su pueblo. Ha padecido también fuertes presiones de la dictadura de Mohamed VI, se ha intentado comprar su silencio y ha sido objeto de una constante campaña de difamación por la prensa oficialista marroquí. Una lucha tan larga y tan dura le han dejado imborrables secuelas tanto físicas como psíquicas. Este verano fue detenido por última vez en El Aaiún, acusado de promover desde el extranjero las manifestaciones que la policía marroquí reprimió salvajemente. El corrupto y dictatorial régimen de Mohamed VI, tan dulcemente tratado por las potencias occidentales, por la Unión Europea y por la ONU, teme sobre todo la palabra de Ali Salem Tamek; es un hombre peligroso, dice la verdad a cara descubierta, lucha por la justicia y no se vende.

Entre tanto, las autoridades de Marruecos obligan al mundo a asistir impávido al bochornoso espectáculo de la conmemoración del treinta aniversario de la «Marcha Verde», en la que se apropiaron de las tierras del pueblo saharaui ante la connivencia infame del Estado español. La denominada comunidad internacional continúa sin reaccionar y dejándose llevar por los siniestros manejos de la diplomacia alauita para bloquear la celebración de un referéndum justo de autodeterminación del pueblo saharaui. Los sucesivos gobiernos españoles, tanto de UCD como del PSOE o del PP, han eludido su responsabilidad internacional de administración del Sáhara Occidental para sentar las condiciones en las que ese referéndum pueda llevarse a cabo; todos los gobiernos de nuestro país sin excepción han tendido a la complacencia con el régimen marroquí y han cerrado los ojos ante la evidencia de la represión. No hay lugar, pues, para que ninguno de los dos grandes partidos políticos españoles le eche nada en cara al otro; el comportamiento de ambos ha sido igualmente deplorable.

Y el Estado marroquí sigue encerrando, torturando y asesinando a ciudadanos saharauis, sometiendo a todo un pueblo a una existencia atroz. El pueblo saharaui se encuentra en el límite de sus fuerzas. Se le exige que no pierda la paciencia y que no recurra a la lucha armada, mientras al gobierno de Mohamed VI se le disculpa toda su brutalidad.

Auicha Chafia y Ali Salem Tamek son símbolos de la dignidad del pueblo saharaui frente a la monstruosa barbarie del régimen marroquí y la vergonzosa indolencia de la comunidad internacional. Ella encarna además la lucha heroica de las mujeres saharauis, sobre cuyas espaldas recae casi la totalidad del trabajo de subsistencia en las comunidades de los campamentos de refugiados. No podemos permitir que se perpetre un genocidio delante de nuestras narices. No podemos dejarlos solos.

POR DIGNIDAD
POR JUSTICIA ELEMENTAL
POR EL LEGÍTIMO DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN DEL PUEBLO SAHARAUI
¡VIVA EL FRENTE POLISARIO!
¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO SAHARAUI!

Más Información:

Correo-e: POEMARIOSAHARA@telefonica.net

Blog de información de la Asociación Leganés con el Pueblo Saharaui

http://elsiroco.blogspot.com

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario