El 80 por ciento de los trabajadores secunda la huelga en el Severo Ochoa

18 noviembre, 2005

El 80 por ciento de los 900 trabajadores del hospital Severo Ochoa de Leganés ha respaldado hasta el momento la huelga en el centro que se inició anoche para exigir a la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid la retirada de los expedientes abiertos a algunos médicos y el cese de las represalias a los trabajadores, según informó la presidenta de la Junta de Personal, Isabel Serrano, quien denunció también que la gerencia ha rehusado ofrecer cifras del seguimiento al comité de huelga.


También la Consejería de Sanidad y Consumo decidió no ofrecer datos que permitieran contrastar la cobertura de los paros, según indicaron a Europa Press fuentes del departamento que dirige Manuel Lamela.

“La convocatoria ha sido un gran éxito”, argumentó Serrano durante la concentración de trabajadores llevada a cabo este mediodía, que reunió a unos 200 empleados del centro sanitario, así como a los secretarios regionales de UGT y de CC.OO., José Ricardo Martínez y Javier López, respectivamente.

Desde las 22.00 horas de ayer sólo funcionan en el hospital de Leganés el quirófano de urgencia y el de oncología, y en planta se trabaja como un día festivo. En el exterior, los manifestantes reunidos este mediodía portaban pancartas con reclamos como ‘Retirada de expedientes’ y ‘Lamela, dimisión’.

“UNA CUESTIÓN DE DIGNIDAD”

En este contexto, López reclamó a la Comunidad de Madrid que retire los expedientes que se abrieron a cuatro médicos del hospital a raíz de las investigaciones que desarrolló la Consejería por unas denuncias anónimas en las que se acusaba de mala praxis en la sedación de pacientes terminales.

“Es imprescincible abrir una puerta a la solución, porque el hospital no puede soportar más tensión”, dijo el líder regional de CC.OO., quien instó a la Consejería a “abrir un proceso de normalización de las relaciones laborales para que los trabajadores no se vean sometidos a más acoso laboral”.

Por su parte, el secretario general de UGT-Madrid animó al Ejecutivo autonómico a “coger la mano abierta que han tendido los trabajadores, que no son responsables del conflicto”. “Que termine el conflicto quien lo ha creado”, opinó Martínez.

El ambiente de crispación se ha trasladado también a la plantilla del centro. Así, uno de los médicos, el doctor Pérez Iglesias, afirmó que el conflicto “es ya una cuestión de dignidad”, más aún después de que el informe de la ‘comisión de expertos’ nombrados por Lamela quedase desacreditado, a su juicio, por otro elaborado por la Sociedad Española de Epidemiología que se dio a conocer la pasada semana.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario