El Ayuntamiento pone en marcha las primeras restricciones contra la sequia

4 octubre, 2005

El Consistorio no regará praderas deportivas ni Campo de Tiro y ha pedido al Canal de Isabel II que le suministre agua de la depuradora de Arroyo Culebro para los jardines.


El alcalde, José Luis Pérez Ráez, anunció el jueves pasado que el Ayuntamiento dejará de regar las praderas de las instalaciones deportivas y del barrio del Campo de Tiro para hacer frente a la sequía. Según el alcalde, el 80 por ciento del agua que se utiliza para regar es reciclada y procede los pozos, «ya que en la anterior sequía del año 91 hicimos una red de pozos que hemos tenido ahí, en reserva para una situación de este tipo». Añadió que en el barrio de Zarzaquemada la mayoría de las mancomunidades se riegan con agua de los antiguos pozos de las huertas que existían hace años en la zona.

Ráez incició en la necesidad de usar agua reciclada, «y por eso estamos teniendo contactos con el Canal de Isabel II para utilizar las aguas de la depuradora del Arroyo Culebro en el riego de parques y jardines». También se refirió a la propuesta de Unión por Leganés de adoptar un plan de choque contra la sequía mediante la localización de pozos y dijo que llega con 20 años de retraso. El alcalde recuerda que el 80 por ciento del líquido utilizado es agua reciclada o procedente de pozos.

De este modo, los parques y jardines de la localidad se están regando con agua no potable mediante camiones cisterna, riego por goteo o mediante cualquier otro sistema que, como indica el concejal de Medio Ambiente, Francisco Arroyo, “utilice aguas pluviales o aguas no potables y que garantice una máxima eficiencia en la preservación del arbolado de nuestros parques públicos”.

Las grandes zonas verdes de Leganés, como Valdegrullas (Campo de Tiro), Hispanidad, Cervantes, Ruiz Picasso, Los Olivos, Jardines de García Lorca, El Carrascal, Las Moreras, Los Cipreses y Arroyo Culebro se sostendrán sin recurrir al agua del Canal de Isabel II, mediante la reutilización de aguas pluviales, camiones cisterna con agua no potable y riego por aspersión o goteo con aguas no procedentes de la red general de abastecimiento.

Mientras tanto, las praderas de las instalaciones deportivas de las piscinas de Solagua y El Carrascal dejarán de ser regadas, al igual que algunas plantaciones de césped en Campo de Tiro y los jardines interiores de las múltiples rotondas que distribuyen el tráfico dentro de la ciudad. El Ayuntamiento, asimismo, ha incluido una “minuciosa revisión de todas las instalaciones de las fuentes ornamentales con el fin de evitar pérdidas y fugas en los circuitos del agua”, indicó el edil.

En cuanto a la limpieza de las calles, ésta sólo se realizará en aquellas que necesiten un lavado integral, como las calles del mercadillo o las cercanas a las obras, con el fin de proteger “la salud de los vecinos y evitar los efectos nocivos del polvo y la putrefacción de los residuos orgánicos”, concluyó Arroyo.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario