69 solicitudes de inscripción en el Registro de Establecimientos de Tatuaje y Piercing, de éstas 4 en Leganés

30 julio, 2005

Se recibieron dos denuncias por colocación de piercing a menores sin consentimiento paterno, y seis por infecciones tras la aplicación.


La Comunidad de Madrid ha recibido hasta el momento 69 solicitudes de inscripción en el Registro de Establecimientos de Tatuajes, Micropigmentación, Piercing u otras prácticas similares de adorno corporal, organismo que regula las condiciones de higiene y seguridad de estos locales.

De los 69 expedientes presentados, 36 corresponden al municipio de Madrid, y el resto se encuentran en Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Camarma, Ciempozuelos, Collado-Villalba, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, las Rozas, Leganés (con 4 locales), Majadahonda, Mejorada del Campo, Móstoles, Parla, Rivas-Vaciamadrid, Torrejón de Ardoz, Torrelodones y Torres de la Alameda.

Según informó el Gobierno regional, aunque el plazo para la inscripción de los locales que estaban abiertos antes de la entrada en vigor del decreto concluyó el pasado 9 de julio, el Servicio de Registros Oficiales de Salud Pública continúa tramitando diversos expedientes y atendiendo consultas sobre los requisitos documentales en la solicitud registral.

El personal que realiza estas prácticas (el aplicador) precisa realizar un curso de formación para el que la normativa le da un plazo de un año, así como completar la vacunación contra la hepatitis B y el tétanos, para lo cual la Dirección General de Salud Pública y Alimentación solicita un justificante de cara a inscribir al establecimiento en el Registro.

Además, según la normativa legal de la Comunidad de Madrid, estos trabajadores deberán en un plazo de un año realizar un curso deformación en alguno de los centros que Salud Pública autorice para la formación. De momento, han solicitado estas prácticas cuatro entidades.

OCHO DENUNCIAS

Desde la entrada en vigor del Decreto, el Servicio de Registros Oficiales de Salud Pública ha recibido ocho denuncias por presuntas prácticas inadecuadas en establecimientos, dos de las cuales son referentes a la colocación de piercing a menores sin consentimiento paterno, y el resto, por infecciones producidas tras la aplicación.

La Dirección General de Salud Pública y Alimentación ha emprendido una campaña informativa para concienciar a la población juvenil, fundamentalmente, de la necesidad de adoptar medidas de seguridad ante las prácticas de piercing y tatuajes. En total, se han editado 5.000 carteles y 25.000 folletos informativos que se están distribuyendo a la población adolescente a través del Centro Regional de Información Juvenil, Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid, Servicios de Salud Pública de Áreas, ayuntamientos y asociaciones del sector.

Los folletos ofrecen información sobre consejos a la hora de colocarse un piercing o realizarse un tatuaje, como la cicatrización según zonas, las consecuencias del empleo de determinados colores, los cuidados, o la eliminación de tatuajes; también informa de los riesgos que implican la realización de estos adornos como las infecciones de tipo local o generalizada (VIH-SIDA) o hemorragias; y sobre los materiales que ha de emplear el establecimiento (en caso de piercing, acero quirúrgico, oro de 14 quilates, y tintas autorizadas, si se trata de un tatuaje) y las prácticas de higiene que deben guardar los aplicadores.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario