El sur se viste de verde

16 Julio, 2005 0 comments

La reforestación de la zona sur alimentará el patrimonio natural de la capital y servirá para que el millón de habitantes que pueblan los alrededores puedan disfrutar de nuevos espacios y de una fauna variada además de sus diversas zonas de ocio.


Hay que retroceder seis siglos en el tiempo para poder ver el apogeo de los campos verdes que inundaban la actual zona sur de la capital de España. Ahora, en 2005, los bosques del pasado son terrenos totalmente degradados, con suelos agrícolas abandonados y surcados por grandes infraestructuras de transportes. Por este motivo, en marzo de 2005, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, inició un proyecto bautizado como «Bosque Sur» con la plantación de árboles en las primeras 300 hectáreas del corredor verde.

Era un primer paso, que consistió en colocar 300.000 árboles-mil por hectárea- de quince especies autóctonas distintas, en un total de 400 hectáreas -es decir, un tamaño cuatro veces superior a la superficie del Retiro-, pero que con el tiempo adquirirá unas dimensiones superiores a las de la Casa de Campo. La Consejería de Medio Ambiente ha invertido un total de 14 millones de euros con la idea de conseguir un bosque sostenible, que dotará al sur de Madrid de zonas verdes con una longitud de 23 kilómetros, y que se extenderá desde Pinto hasta Alcorcón. Los terrenos en los que se va a levantar el futuro parque forestal del sur discurren paralelos a la M-50. Un cinturón reluciente de vegetación que estará destinado a todos los ciudadanos y especialmente al millón de habitantes que residen en los alrededores.

Según la Consejería de Medio Ambiente, Bosque Sur potenciará la calidad de vida de los vecinos de la zona y en dos años se podrá disfrutar de este gran parque, que aportará el primer millar de hectáreas en los municipios de Leganés, Fuenlabrada, Pinto, Getafe y Alcorcón. En posteriores ampliaciones, Bosque Sur podría extenderse a Móstoles, Arroyomolinos y Parla.

En este espacio, se alzarán quince especies frondosas, fundamentalmente encinas, aunque también se podrá disfrutar de la silueta de los alcornoques, olmos, quejigos, madroños, fresnos,chopos, sauces, coscojas y espinos, entre otras. Unas 24 especies de arbusto y matorral, como romero, lavanda y savia completan las especies vegetales del coto. Desde la Consejería han querido que el proyecto esté listo cuanto antes y por ello se ha escogido combinar ejemplares de grandes dimensiones con otros más jovenes para agilizar la formación del bosque.

La extensa masa forestal permitirá el desarrollo y consolidación con los años de una fauna autóctona que también mejorará su hábitat, gracias a la laguna artificial que se creará. En esa laguna se ubicarán diversas especies acuáticas, como el pato azulón y la ranita meridional. Un territorio adecuado que será idóneo para el desarrollo y la población de animales, como el cernícalo primilla y la garcilla; diversas especies de anátidas, o focha común, y aves insectívoras, entre las que se encuentran la abubilla.

Grandes medidas de seguridad

Este año, la Comunidad de Madrid invertirá ocho millones de euros para impedir los procesos erosivos y de desertificación. La plantación de un millón de árboles, los tratamientos para el mantenimiento de los bosques, el control de los sedimentos y la restauración de la rivera son las principales actuaciones previstas para mejorar la calidad de los suelos de la región. Este procedimiento se mantendrá hasta la total repoblación de las zonas casi desérticas.

La gestión del nuevo Bosque irá acompañada de una diligencia donde se optimizarán todos los recursos naturales disponibles. Con este objetivo, se instalará el riego por goteo en toda la superficie arbolada del parque. Este sistema de riego permitirá a la Comunidad de Madrid un ahorro máximo de agua. A su vez, la distribución de los árboles está dispuesta de tal manera que los más resistentes se situarían en las zonas más secas. El plan de repoblación forestal estará preparado para evitar los posibles incendios que puedan surgir. Se han previsto cortafuegos perimetrales contiguos a los caminos más importantes. En la primera fase se harán tres kilómetros de caminos de servicio, que permitirán un fácil y rápido acceso hasta el hipotético foco del incendio. El vidrio reciclado ha sido el material escogido para las sendas ecológicas, destinadas a peatones, bicicletas y paseos.

Zonas de erosión

El plan de repoblación forestal incluye la plantación de ocho millones de árboles hasta el año 2007. El proyecto mejorará el medio ambiental del sur de la región y aportará una gran mejora en la calidad de vida de los ciudadanos, que hasta ahora no han podido disfrutar de amplias zonas verdes. Actualmente, el 11,33 por ciento de la superficie de las más de 800.000 hectáreas de la Comunidad de Madrid son consideradas zonas de erosión significativas, según el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación. Los datos del Inventario Nacional señalan que la superficie arbolada de la región ha crecido en los últimos 10 años.

Las zonas de mayor riesgo están localizadas en el este y sureste de la región. En estas áreas, la Dirección General de Medio Natural realiza fundamentalmente plantaciones de pino carrasco, encinas y quejigos, entre otras especies, y diversas actuaciones encaminadas a la estabilización de los terrenos. Por otra parte, el programa también alcanza zonas del norte de la Comunidad. El objetivo del nuevo Bosque Sur es darle otro color al páramo actual, una zona de suelo rocoso y pobre vegetación que afecta a más de un millón de personas. Este proceso beneficiará a la restauración de la escombrera de Leganés, que se transformará en un parque de grandes dimensiones, con el que los ciudadanos podrán disfrutar de distintas áreas de ocio.

La Consejería de Medio Ambiente está reforzando y reintroduciendo en el Parque Regional del Sureste el cernícalo primilla. Pequeñas aves rapaces de ámbito diurno que encuentran en esta zona de la Comunidad un hábitat idóneo para su asentamiento. De esta manera, el proyecto de plantación y repoblación de la presidenta regional está adquiriendo tintes positivos debido a que las tareas se están cumpliendo en el tiempo programado. Largas superficies de bosque que otorgarán a los madrileños grandes espacios para el disfrute de la vegetación y la fauna. Una propuesta para que los madrileños gocen de largos paseos, la naturaleza y de los animales que la pueblan.

Un gran parque con mirador

Situada en el centro del parque forestal de Bosque Sur, la escombrera del municipio de Leganés se recuperará por completo para convertirla en una zona verde con lugares dedicados al ocio y el deporte que podrán disfrutar los visitantes. Uno de los puntos clave de este proyecto será el mirador que se instalará en un pequeño monte, pues dotará a sus visitantes de una vista de pájaro. Un terreno de 85 hectáreas destinado a la construcción de zonas verdes. El parque estará preparado para actuaciones de uso social, como senderismo y la utilización de bicicletas, donde los turistas tendrán un contacto directo con la fauna y la naturaleza.

Además de los senderismos, se podrá disfrutar de una amplia extensión de terreno para niños, dotada de juegos infantiles, fuentes, y un frondoso arbolado.Los más mayores podrán disfrutar de un circuito deportivo que estará equipado con aparatos de gimnasia. A lo largo del Arroyo Culebro, el visitante podrá disfrutar de una variada vegetación, donde las especies exóticas como el populus, serán los protagonistas. Todo esto lo completará un amplio aparcamiento, que facilitará el traslado de aquellos que quieran disfrutar de este paraíso ubicado en el sur de la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario