Leganés, ciudad comprometida con la igualdad y contra la discriminación

6 julio, 2005

El PSOE de Leganés organizó un acto de apoyo al colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. En España hay más de 4 millones de gays, lesbianas y transexuales. “Por lo que mi conciencia me dice, debo tratar a todo el mundo por igual”, dijo el alcalde.


Este año se da un paso más por la igualdad y contra la discriminación, dijo el alcalde y secretario general de los socialistas leganense, José Luis Pérez Ráez, en un acto que contó con la presencia del portavoz del PSOE-PSM en el Parlamento madrileño, Rafael Simancas; la actriz y responsable del grupo de Gays, Lesbianas y Transexuales (Lgtb) del Partido Socialista Madrileño (PSM), Carla Antonelli; y el presidente de la Coordinadora Gay de Madrid (Cogam), Arnaldo Gancedo.Ráez recordó la deuda que la sociedad española tiene con estas personas, dos días antes de que el Congreso aprobara con los votos de todos los partidos, excepto PP y Unió Democràtica de Catalunya (UDC), el matrimonio entre personas del mismo sexo. Hace tres años parecía que esto era un sueño, dijo.

La anécdota es si el alcalde los va a casar. Por lo que mi conciencia me dice, debo tratar a todo el mundo por igual. Los socialistas luchamos contra cualquier discriminación y contra la desigualdad. Antonelli señaló que en España hay más de 4 millones de gays, lesbianas y transexuales. Las libertades deben ser para todos, apuntó, y criticó a la Iglesia por su postura comparable al exterminio de más de 6 millones de personas. Lo sabían desde 1942 y no se pusieron tras ninguna pancarta, afirmó en referencia a las cámaras de gas nazis y a la actitud de doble rasero eclesiástica. El responsable de Cogam se alegró de la derrota de Fraga. Otro homófobo ha desaparecido del poder, otro dinosaurio queda relegado en la cuneta, y recordó que ahora queda pendiente la igualdad para las personas transexuales, y esperamos que sea en breve.

Tuvo palabras duras contra la concejala de Bienestar Social de Madrid, Ana Botella. Hace un mes la insigne Ana Botella decía que no casaría a gays y lesbianas. No queremos que nos case, queremos que nos case gente que nos respete. Y sobre la situación de estos colectivos reconoció que una parte de la ciudadanía, que estaba marginada, pasarán a ser ciudadanos de primera. Simancas declaró que Madrid debe ser la trinchera de la derecha menos tolerante. Cada cual, añadió, puede acostarse con quien le dé la gana o casarse con quien quiera.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario